Martes 13 de Febrero de 2018 | 20:55

Cumple la tarea y se yergue bien en la Copa
14

Fredy Bareiro, en acción de ofensiva (AFP) Fredy Bareiro, en acción de ofensiva (AFP)

Sportivo Luqueño comenzó con éxito la Sudamericana. Derrotó 2-0 al endeble Deportivo Cuenca de Ecuador, ante el que prácticamente no incurrió en demasiados esfuerzos para vencerlo. El expediente se liquidó en el primer tiempo.

A los 19’ minutos abría la cuenta Blas Armoa con un remate algo mordido pero con precisión para vencer a Brian González.

Después, a los 35’ le tocaba el turno a Fredy Bareiro, quien fue sólo al ataque y ante la dubitativa salida del portero ecuatoriano coloca a un costado.

Luqueño tomó el control del juego tras obtener la ventaja. De hecho trató siempre de mantener las riendas del compromiso, algo que no lo tuvo hasta que llegaron los aciertos.

Cuenca fue demasiado flojo. Si en el complemento se prodigó un poco más y asomó la cara a la ofensiva, incomodando un poco al rival, cabe señalar que tampoco fue un asedio que arriesgara la marca.

Quizás queda como saldo a corregir el hecho de que se terminó el juego con cierto sufrimiento por esa insistencia adversaria y la falta de un gol más para sentenciar, pero también quedó demostrado que el once ecuatoriano no es tan peligroso como para no imaginar un desenlace feliz al cierre de esta serie.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy